MARCAS,
MONUMENTOS
Y ANTI-
MONUMENTOS
IntroducciónEnsayo Visual

El 11 de diciembre del 2006  por orden emitida por el Ex Presidente Felipe Calderón se dio inicio a la Operación Conjunta Michoacán, con un despliegue de mas de cinco mil efectivos entre policías federales y militares.  Con esta operación se inauguró  la llamada “guerra al narco”. Esta política pública, -prohibición de las drogas y militarización de la lucha- ha generado un contexto de violación masiva de los derechos humanos.
Una de las características de la guerra, son los monumentos  y los  lugares que se erigen para conmemorar a sus víctimas.  En este ensayo visual, se presentan y analizan tres tipos de lugares de recuerdo y conmemoración: Marcas, Monumentos y Antimonumentos.  El recorrido por estos lugares pretende ser indicativo, no exhaustivo. Estas marcas territoriales, se extienden a lo largo de la geografía mexicana y lo que nos indican es que México está herido y en lucha. Aunque el conflicto que se vive hace una década no sea plenamente reconocido, su territorio –entendido como la piel social- está lleno de heridas, que al mismo tiempo recuerdan la proximidad del dolor, como la reivindicación de la vida y la lucha por la supervivencia, por la “sanación” y la reconstrucción social.